Nick Holonyak, Jr. inventó el primer LED visible [1962]

El primer LED fue desarrollado en 1927 por Oleg Vladimirovich Losev, sin embargo no se usó en la industria hasta la década de 1960. Solo se podían construir de color rojo, verde y amarillo con poca intensidad de luz y limitaba su utilización a mandos a distancia (controles remotos) y electrodomésticos para marcar el encendido y apagado. A finales del siglo XX se inventaron los LEDs ultravioletas y azules, lo que dio paso al desarrollo del LED blanco, que es un diodo LED de luz azul con recubrimiento de fósforo que produce una luz amarilla, la mezcla del azul y el amarillo produce una luz blanquecina denominada "luz de luna" consiguiendo alta luminosidad (7 lúmenes unidad) con lo cual se ha ampliado su utilización en sistemas de iluminación.

Hoy en día, se están desarrollando y empezando a comercializar LEDs con prestaciones muy superiores a las de hace unos años y con un futuro prometedor en diversos campos, incluso en aplicaciones generales de iluminación. Como ejemplo, se puede destacar que Nichia Corporation ha desarrollado LEDs de luz blanca con una eficiencia luminosa de 150 lm/W, utilizando para ello una corriente de polarización directa de 20 miliamperios (mA). Esta eficiencia, comparada con otras fuentes de luz en términos de rendimiento sólo, es aproximadamente 1,7 veces superior a la de la lámpara fluorescente con prestaciones de color altas (90 lm/W) y aproximadamente 11,5 veces la de una lámpara incandescente (13 lm/W). Su eficiencia es incluso más alta que la de la lámpara de vapor de sodio de alta presión (132 lm/W), que está considerada como una de las fuentes de luz más eficientes.

  • <span class='F_verde'>ECOLOGICAS: No contienen tungsteno como las bombillas normales, ni mercurio como la iluminación fluorescente, son reciclables</span>
  • <span class='F_azul'>MAS EFICIENCIA: Las luminarias LED emiten más de 90 Lumens por vatio consumido, esto se traduce en hasta un 90% de ahorro en la factura eléctrica comparado con soluciones tradicionales incandescentes y hasta un 50% comparado a soluciones de fluorescentes, MH o HPS.</span>
  • <span class='F_amarillo'>LARGA VIDA: La vida útil de una luminaria LED va de las 50.000 horas a las 100,000 horas y hasta más; comparado con las 5.000 a 10,000 horas de un fluorescente, o con las 15,000 horas de un MH o HPS.</span>
  • <span class='F_rojo'>NO EMITEN CALOR: La luz producida por una luminaria LED no emite calor ni rayos UV.  Las luminarias HID y las CFL utilizan entre el 10% y 30% de cada vatio para iluminar, el resto se va en calor.</span>
  • <span class='F_morado'>SIN MANTENIMIENTO: La larga vida de las luminarias y bombillos LED evitan tener que estar realizando un mantenimiento frecuente. Esto es especialmente importante en entornos donde se dificulta el reemplazo de las mismas.</span>
  • <span class='F_verde'>ECOLOGICAS: No contienen tungsteno como las bombillas normales, ni mercurio como la iluminación fluorescente, son reciclables</span>
  • <span class='F_azul'>MAS EFICIENCIA: Las luminarias LED emiten más de 90 Lumens por vatio consumido, esto se traduce en hasta un 90% de ahorro en la factura eléctrica comparado con soluciones tradicionales incandescentes y hasta un 50% comparado a soluciones de fluorescentes, MH o HPS.</span>
  • <span class='F_amarillo'>LARGA VIDA: La vida útil de una luminaria LED va de las 50.000 horas a las 100,000 horas y hasta más; comparado con las 5.000 a 10,000 horas de un fluorescente, o con las 15,000 horas de un MH o HPS.</span>
  • <span class='F_rojo'>NO EMITEN CALOR: La luz producida por una luminaria LED no emite calor ni rayos UV.  Las luminarias HID y las CFL utilizan entre el 10% y 30% de cada vatio para iluminar, el resto se va en calor.</span>
  • <span class='F_morado'>SIN MANTENIMIENTO: La larga vida de las luminarias y bombillos LED evitan tener que estar realizando un mantenimiento frecuente. Esto es especialmente importante en entornos donde se dificulta el reemplazo de las mismas.</span>
  • <span class='F_verde'>ECOLOGICAS: No contienen tungsteno como las bombillas normales, ni mercurio como la iluminación fluorescente, son reciclables</span>
  • <span class='F_azul'>MAS EFICIENCIA: Las luminarias LED emiten más de 90 Lumens por vatio consumido, esto se traduce en hasta un 90% de ahorro en la factura eléctrica comparado con soluciones tradicionales incandescentes y hasta un 50% comparado a soluciones de fluorescentes, MH o HPS.</span>
  • <span class='F_amarillo'>LARGA VIDA: La vida útil de una luminaria LED va de las 50.000 horas a las 100,000 horas y hasta más; comparado con las 5.000 a 10,000 horas de un fluorescente, o con las 15,000 horas de un MH o HPS.</span>
  • <span class='F_rojo'>NO EMITEN CALOR: La luz producida por una luminaria LED no emite calor ni rayos UV.  Las luminarias HID y las CFL utilizan entre el 10% y 30% de cada vatio para iluminar, el resto se va en calor.</span>
  • <span class='F_morado'>SIN MANTENIMIENTO: La larga vida de las luminarias y bombillos LED evitan tener que estar realizando un mantenimiento frecuente. Esto es especialmente importante en entornos donde se dificulta el reemplazo de las mismas.</span>
  • <span class='F_amarillo'>LARGA VIDA: La vida útil de una luminaria LED va de las 50.000 horas a las 100,000 horas y hasta más; comparado con las 5.000 a 10,000 horas de un fluorescente, o con las 15,000 horas de un MH o HPS.</span>
Tel.: (506) 2272 6152
SAN JOSE, COSTA RICA